martes, 5 de junio de 2012

EDUCACIÓN NIETOS

Los nietos van creciendo (yo, desgraciadamente, también). Aquí  vemos a Celia y Guillermo en  la puerta de su casa con el uniforme del colegio Santa María de Madrid, a donde enviamos a estudiar años atrás a su madre y a sus tías:



En el Santa María siguen impartiendo una educación magnífica, para satisfacción de sus padres y tranquilidad de sus abuelos.

Por su parte, Pablo está estudiando  el bachillerato en Benissa y me parece que no está recibiendo una educación conforme a lo esperado. No sé si será por el empeño de las autoridades educativas en dar prioridad al lenguaje valenciano sobre las demás materias, pero no le veo que esté progresando. Tampoco cuentan con unas instalaciones adecuadas y el nuevo edificio tantas veces prometido sigue siendo un proyecto. 

De acuerdo con su madre, decidimos enviarlo a los EE.UU para que termine el bachillerato y, al mismo tiempo, aprenda inglés que seguramente le será más útil que el valenciano. Nos decidimos por la Montverde Academy en la ciudad del mismo nombre en Florida, donde lo inscribimos en agosto de 2005:



Aquí pasará un año

Supongo que Pablo contará algún día sus experiencias en el Instituto; no me corresponde a mi hacerlo, por lo que me limitaré a comentar un par de cosas. El instituto es muy estricto en el control de los estudiantes y, como tutor del nieto, recibo mensualmente un informe de su progreso en el que, me dicen, va perfectamente.

También me comunican ciertas faltas de disciplina, como no tener su habitación en orden o la cama mal hecha y el castigo aplicado, consistente en enviarlo a la cocina a lavar platos durante media hora por cada falta.

Termina su bachillerato americano y se pasa las vacaciones con nosotros en Moraira. Quiere inscribirse  en  la Universidad de Jacksonville, donde pretende estudiar informática:


Jacksonville está situada al norte del estado de Florida y es la ciudad de EE.UU con mayor superficie, 2.300 Km2. Lleva ese nombre en honor del 7º presidente de los USA, Andrew Jackson, que también estuvo por la zona, antes de ser presidente, limpiando el terreno de  indios.

Decido hacer una visita a tan interesante ciudad para echarle un vistazo a la Universidad y, de paso, comprobar como va mi inversión en nietos.

6 comentarios:

  1. No necesita usted muchas excusas para coger el macuto y salir en cualquier dirección. Esta vez a inspeccionar las instalaciones de la Universidad de Jacksonville.
    Ciertamente ya es extensión la de esa ciudad teniendo en cuenta que MardiZ tiene 90 kms. cuadrados (hasta 2.300) de Jacksonville.

    Lo que sí sé es que los estudios universitarios en Usa, sin becas por algún deporte, son carísimas por curso.

    Yo tuve dos hijos haciendo COU en Los Angeles y uno de ellos quiso seguir allí para estudiar Ingeniería Electrónica pero el gasto era tremendo.

    Ciertamente hay una enorme diferencia entre los que estudian algo en Usa y los que lo hacen aquí, especialmente en cuanto a modales, seriedad y responsabilidad personal.

    Buen abuelo financiando esos estudios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un dineral cuestan esos estudios, pero mejor gastarse ahí el dinero que yendo al fulbo.
      Observo que también conoce Vd. las ventajas de enviar a su descendencia a los USA, nada menos que a Los Ángeles.
      La financiación se debe, principalmente, a los beneficios de un matrimonio austero con un control económico perfecto.

      Eliminar
  2. Una suerte poder estudiar en los USA y ser bilingüe, cosa que le ayudará a la criatura en su CV mucho más que saber valenciano.
    Ya nos vamos acercando a la época actual, Bwana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene razón, nos acercamos peligrosamente a la actualidad. Empiezo a tener lagunas en la memoria y estoy a punto de cerrar el negocio. Ni siquiera recuerdo lo que compré esta mañana en Mercadona.
      Saludos

      Eliminar
  3. Estoy totalmente de acuerdo que el inglés le sera más útil que el Valenciano, pero como se lo explicamos a los ches.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imposible de explicar, ni a ciertos ches, algunos catalanes, varios vascos, ni a diversos gallegos.

      Eliminar