jueves, 15 de marzo de 2012

VACACIONES


La Ciudad Vacacional Los Caracas fue ideada por el arquitecto Carlos Raúl Villanueva y su equipo. Fue una ciudad modelo para la época. Estaba constituida por una serie de amplias casas equipadas, piscinas, distintos espacios deportivos, varios hoteles, dispensario médico, mercados de víveres, restaurantes, etc. Con el pasar de los años este complejo turístico fue paulatinamente abandonado por los distintos gobiernos de la democracia.


Aprovechando unos días de vacaciones, hemos ido a conocer ese bonito lugar.

Con mis hijas en Los Caracas 1957



      
La pequeña disfrutando del sitio


Desafortunadamente estos momentos tan gratos van a terminarse por una temporada. Nos hemos enterado  que la Universidad planifica diferenciar a los estudiantes con el bachillerato terminado y a los que, como la mayoría de los que cursamos por la noche, tuvimos que entrar gracias a un examen. Se dice que los  bachilleres obtendrán el título de licenciado, mientras a los demás se les dará un diploma. Se arma un revuelo entre nosotros y protestamos ante el rectorado, ya que no se nos advirtió de este pequeño detalle en su momento. Nos recomiendan que acudamos al Ministerio de Educación y así lo hacemos.

Gracias al empeño de un par de compañeros con influencias, logramos que  nos autoricen un plan especial de libre escolarización. Una vez al mes se realizarán exámenes de las diversas materias en locales del Ministerio. Nosotros tendremos que agenciarnos los maestros o estudiar por nuestra cuenta, pero nos examinarán profesores oficiales.  Algunos compañeros, al igual que yo, estudiamos parte del bachillerato por el sistema de semestres, ahora cancelado, por lo que tenemos aprobadas algunas materias, como matemáticas y lengua, que se terminaban en los primeros semestres; pero otras, como botánica, física, química o biología, las tendremos que empezar desde cero.

Seis compañeros resolvemos reunirnos para estudiar en grupo. Al final sólo perseveramos tres, Virgilio García, Lozano y yo. Nos reunimos los días de fiesta en casa de Virgilo, que es el único soltero y vive solo. La biología nos trae de cabeza y logramos agenciarnos,(no recuerdo quién los consiguió) unos huesos humanos que nos permitirán comprender mejor las intimidades profundas de nuestro cuerpo.


Por suerte Virgilio nos ameniza el rato con discos de Carlos Gardel, de quien dice tenerlos todos.




Nos espera un esfuerzo adicional a los que ya nos ocupaban la vida. Habrá que  exprimirle las horas al día y esperar que  las mujeres, los que las tenemos, se armen de paciencia.

12 comentarios:

  1. Qué nivel, Don Bwana, vive ya como los Kennedy y sus mansiones varias.

    Desde luego los esfuerzos adiccionales que realiza merecen todos los reconocimientos que puedan darsele. Nada que ver con la juventud de este actual país. Su generación o los que eran como Ud. entonces, se ganaron a pulso el poder disponer de un lugar privilegiado en la sociedad.

    También España los hubo entonces como Ud. y que luego han triunfado economica y socialmemnte aunque los memos dicen que eso es "tener suerte". No voy a ironizar sobre ello.

    Esa niña potolita que se ve en los columpios es una preciosidad de muñeco. Sopongo que ahora seguirá igual o mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En lo que se refiere al esfuerzo personal no era nada excepcional ganarse el pan mientras se forjaba un futuro. Los inmigrantes, en su mayoría, fuero un buen ejemplo.
      La potolita ésa que dice, sigue siendo una muñeca.

      Eliminar
  2. Yo ya estoy cruzando los dedos para que no tenga que mudarse de casa ni de oficina hasta que termine la carrera, que eso dispersa mucho.

    (Tella, gracias por lo que me corresponde)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En consideración a Vd., terminaré los estudios sin volverme a mudar. Después, ya veremos.

      Eliminar
  3. Bien, pues haciendo honor al título de hoy retomo mi contacto diario tras el mini puente (me quedan otros 3) asín que de lo cualo haré como el Pisuerga.

    Veo que seguimos con una de cal y otra de arena, aunque con esas cositas que tiene en brazos todo se hace muchísimo más llevadero.

    Reconozco que si ahora me tocase ponerme a estudiar para convalidar un título me quedo analfabeto pa toda la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vd. siga pasando por el Pisuerga las veces que le apetezca.
      Gracias por el elogio a las princesas, pero ¿y la cara de satisfacción del monarca?
      Con respecto a ponerse a estudiar ahora, me tendrían que amenazar con la horca para decidirme. Esas locuras se hacen en la juventud, divino tesoro.

      Eliminar
  4. En la imagen ya tiene usted cara de padrote, ya no es el guayabo de la Habana. La peque se le parece mucho.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  5. Los años pasan, amigo mío y las facciones, cambian.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. La ciudad de vacaciones tenia buena pinta.
    en cuanto al problema que se le presento en la Universidad,queda clara su gran fuerza de voluntad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que fuerza de voluntad era cuestión de supervivencia.

      Eliminar
    2. No Bwana no sea modesto, es pura fuerza de voluntad.

      Eliminar